viernes, 12 de diciembre de 2008

Mare Nostrum 34967@08


El mar. La mar. El mar. ¡Sólo la mar!
¿Por qué me trajiste, padre, a la ciudad?
¿Por qué me desenterraste del mar?
En sueños, la marejada me tira del corazón. Se lo quisiera llevar.
Padre, ¿por qué me trajiste acá?

Rafael Alberti, 1924

4 comentarios:

Vivian dijo...

Hola Eduardo!
Agrandé la imagen y realmente no sé qué te voy a decir. La nitidez, textura, colores, etc.… ¡Es genial!
Tienes tanto arte para lograr imágenes hermosas!
Las de los claveles ya las había visto, y también son muy buenas; pero es la única flor que no me gusta (digo en la vida real, no de las que has tomado) y es como si me costara desear tenerlos para mí. Esta sí la pondría en la pared de mi dormitorio jajaja.
Te mando un beso, que pases un lindo fin de semana.

Vivian dijo...

Hermosa combinación; Alberti con tu imagen… ¡Pura sensibilidad!
Me gustan las aves como pequeños puntitos en medio de los colores.(Y la arena, y las rocas, y...¡Todo!
Muy linda Eduardo, como siempre.

Anónimo dijo...

Realmente la magia que tiene para capturar esas imagenes y mostrarlas con toque personal lleno de sensibilidad y pasion por la fotografia es de admirarlo de sobre manera, acary muy inspirador todo su trabajo que en si refleja su alma, mis saludos.

ANGELDAVID

Aretusa dijo...

Me encanta esa roca en primer plano, la profundidad que alcanza la fotografía es brutal.
Me gusta el tono que tiene el cielo.
Muy buena.

Bienvenidos

Gracias por entrar a mi blog. En esta página veréis momento personales de mi vida,aderezados con mis fotos,unas malas y otras no tanto. Me encantaría que las comentárais. Espero que os guste.