viernes, 21 de septiembre de 2007

Vendimia 059@07



Después, amor, que mis cansados añosdieron materia a lástima y a risa,cuando debiera ser cosa precisael costoso escarmiento en tus engaños;y de los verdaderos desengañosel padre volador también me avisa,que aunque todo lo muda tan aprisa,su costumbre común niega a mis daños;cuando ya las razones y el instintopudieran de mí mismo defendermey por causa fundada en escarmiento;en otro peligroso laberintome pone amor, y ayudan a perdermememoria, voluntad y entendimiento.
Juan de Tassis y PeraltaConde de Villamediana

1 comentario:

Vivian dijo...

Eduardo
Este señor me llena de ternura, tiene rostro de historia y trabajo.
Me ha gustado mucho.
Un beso

Bienvenidos

Gracias por entrar a mi blog. En esta página veréis momento personales de mi vida,aderezados con mis fotos,unas malas y otras no tanto. Me encantaría que las comentárais. Espero que os guste.