martes, 13 de mayo de 2008

Primavera Manchega 894@08


EL MENDIGO
Al pie de una cuesta olvidada o llovida,al pie de una ajena infancia acaso, detrás de la tierray muchísimos años después de que tuviera nombre todoolvidado o llovido sólo pide en su entierro el mendigo que en monedas le sean dadas las limosnas, pocas o muchas.En monedas. De cobre o de espanto y, a veces, con el sonidode los abrazos perdidos, en monedas siempre, en monedas raídas.
Pues si alguien se olvidó de los relojesy otra noche aquí aún llegase las pondrá en los ojos, para no ver,una por una. Para no ver —noche vacía—, para no ver o para recordar saberse tan muerto como su sonido.

2 comentarios:

Vivian dijo...

¡Preciosas las amapolas! Yo me pregunto de dónde sacas tantas flores.
Me gustan tus nuevas imágenes, ya estaba extrañando algo nuevo. En sí, siento un poco de vergüenza de comentarte y comentarte, es que yo paso y no me puedo aguantar. La cosa es así Eduardo…Me levanto, abro Internet, hago algunas “deberes” y recorro los blogs que tengo agregados. Entonces veo todo, creo que debía irme a dar el paseo al parque para tomar aire puro; pero al parque no se va en pijama jajaja.
Nada, que estoy parlanchina (para variar).
Un abrazo.
Ah, no quisiera estar en el caminito de la primera imagen…Ummm, ese cielo me da miedo.

Eduardo López Coronado dijo...

Amiga Vivian:

Me encanta que comentes mis fotos.....

Un besazo

Bienvenidos

Gracias por entrar a mi blog. En esta página veréis momento personales de mi vida,aderezados con mis fotos,unas malas y otras no tanto. Me encantaría que las comentárais. Espero que os guste.